Israel


En las bodas celebradas en Israel, la ceremonia y la fiesta judía hacen referencia al Antiguo Testamento de la Biblia.
El día de la boda, los novios deben ayunar y el vestido de la novia debe ser siempre blanco, símbolo de la pureza.
El novio siempre entra antes que la novia, y romper el vaso es una de las tradiciones. El novio rompe un vaso con el pie derecho para recordar la destrucción del Templo de Jerusalén.
Tanto el novio como la novia deben estar acompañados por los padres en la entrada, y al inicio de la ceremonia, la novia y los padres rodean al novio siete veces. Es una referencia a los siete días de la creación del mundo.
Finalmente, cuando termina la ceremonia, los invitados gritan “Mazel Tov” – “buena suerte” en hebreo.

Estados Unidos

Siguiendo la rima “algo viejo, algo nuevo, algo prestado, algo azul”, la novia debe respetar el dicho al pie de la letra y durante la fiesta debe usar algo antiguo (símbolo de continuidad), algo nuevo (esperanza), un objeto prestado (simbolizando la felicidad otorgada por un amigo) y algo azul (pureza). Esta es una tradición de origen europeo que muchas novias aquí ya han incorporado, creyendo traer suerte a la boda.

Pakistán – Faltan zapatos

Mientras los novios rusos rescatan a sus novias, los hombres pakistaníes tienen que pagar si quieren quedarse con los zapatos puestos. Después de una boda en Pakistán, la pareja regresa a casa para una ceremonia llamada «mostrar la cara».
El ritual consiste en que familiares y amigos coloquen un chal verde sobre la cabeza de la pareja y un espejo. Luego, la novia se quita el velo que lleva durante toda la ceremonia para revelar su rostro al novio. Mientras los tortolitos están ocupados mirándose, las mujeres de la familia de la novia desaparecen con los zapatos del novio y piden un rescate para devolverlos

Abrir chat
Powered by